A Juan Pablo II Magno, no lo quiere todo el mundo

A Juan Pablo II Magno, no lo quiere todo el mundo

Juan Pablo II va a ser beatificado, o sea ya subió otro escalón hacia su santidad, solo le falta un milagro más y ya sube a los altares.

Muchos detestan la idea de que sea beatificado, y muchos más la idea de que falta poco, solo un milagro más, para que sea canonizado, de que su santidad sea aprobada por la Iglesia, una Iglesia que según dicen se la pasa santificando a personas que no merecen la santidad o acaso les molesta que en este mundo se reconozca a personas que vivieron en santidad, obvio solo la Iglesia puede hacer eso.

He leído comentarios de personas que peguntan ¿Por qué no hizo el milagro de evitar los abusos contra los infantes?, esa me parece una pregunta interesante, aunque no deja de ser para mi gusto demasiado incisiva, muy de puercos sentimientos.

También se dice el mismísimo Dios, que habiendo tantas guerras, hambruna, injusticias, y un montón de cosas, aun siendo Dios y Omnipotente, simplemente no mueve ni un dedo para acabar con ello.

Antes de que Juan Pablo II muriera, ya siendo un ancianito de avanzada edad, con su mal de Parkinson (el mismo mal que le curó a la monja francesa), si no mal recuerdo estaba lo del desafuero de AMLO empezando y lo de Marcial Maciel a sonar, en una ocasión vi por televisión como Maciel fue al Vaticano y Juan Pablo II le dio una bendición. Maciel se hincó y Juan Pablo II, le puso su mano temblorosa en la cabeza, por ultimo le dio una bendición.

Ese fue un momento de shock para mí. Inmediatamente me vino la idea de que el Vicario de Cristo, estaba actuando tal y como Cristo pedía, tratar con amor a sus enemigos, a los pecadores, y a la vez sentía un poco de malestar por Maciel, ¿Juan Pablo II aprobaba sus actos o Su Santidad permitía que se acercara el pecador, brindando Misericordia?

Me puse a pensar que la Santa Iglesia Católica tiene abierto sus brazos hacia el pecador, independientemente de que este se arrepienta. Al menos para mí, esa imagen me recuerda que no importa que pecado hayamos cometido, Dios está dispuesto a perdonarnos, solo falta nuestro arrepentimiento, sincero y pleno, el cual es difícil, si estamos apagado a las cosas mundanas. Y es ahí en nuestro arrepentimiento que Dios nos deja ser libres, elegimos arrepentirnos o no.

Y regreso a lo mismo que cuando algunos ateos y otros creyentes que empiezan a dudar, mencionan que si Dios existiera o que si nos amara, Dios pondría un alto a las guerras, al hambre, injusticias y al montón de cosas que nosotros como seres humanos sabemos que está mal, y que sin embargo aunque sabemos que existen, no hacemos nada para evitarlo. Dios espera que nosotros actuemos. Fe y Obras dice la Iglesia, nuestras acciones forman parte también del plan divino.

Aquella acción de Juan Pablo II, fue una manera de demostrar la Misericordia de Dios, Misericordia Infinita aun para quien sea el pecador más grande. Esa Misericordia de Dios, tiene mucho que ver con Juan Pablo II, su beatificación será de hecho en una fecha en la que se festeja la Misericordia Divina, fiesta pedida del propio Nuestro Señor Jesucristo a la también polaca Sor Faustina Kowalska, el primer domingo después de Pascua, Cristo pidió lo siguiente:

“…Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia Mía a los pecadores”

Además Jesucristo le menciona a la monja que de Polonia saldría la persona que anunciaría la segunda venida del El (o sea de Cristo).

“…Quiero a Polonia de una manera especial. Si es fiel y dócil a mi voluntad, la elevaré en poder y santidad. De allí, de Polonia, saltará la chispa que preparará al mundo a mi última venida”.

Si analizas bien, la elevación en poder y en santidad es Juan Pablo II, una santidad que con un milagro más se hará realidad. Porque a los Papas le decimos S.S. (Su Santidad), pero no todos han llegado a los altares, creo que esa santidad se refiere a S.S. Juan Pablo II que llegará a ser santo, tan solo falta un milagro.

Obvio a los Católicos no nos importa que dirán los que no creen en esas cosas, porque no las entienden, porque en sus grupos y asociaciones podrá haber gente buenísima onda, caritativa, y con muchos adjetivos positivos, pero no Santos.

Pero ¿Cómo va a ser santo si no impidió las violaciones a los niños? ¿Por qué no hizo ese milagro? Juan Pablo II no es Dios, que todo lo sabe o todo lo oye, a su alrededor se entretejen historias que para bien y mal, tienen efectos en la vida de los fieles y los infieles. Si Dios que es Dios, no acaba con las injusticias, porque como comenté, nosotros somos parte de un plan en el cual debemos de actuar, que de más el Papa que alrededor tiene personas con varios intereses, algunos contrarios al interés de Cristo.

No olvidemos que desde siempre se ha querido destruir a Cristo y por ende a su Iglesia. Masones, comunistas, protestantes y un sinfín de grupos se han infiltrado en la Iglesia y han querido acabar con ella desde sus inicios, y eso no ha cambiado.

En las noticias se habla del tema de la beatificación y del tema de la pederastia en la Iglesia, que el debate está a todo lo que da, que hay grupos que no quieren la beatificación. Y solo puedo decir que si hay debate y grande, pero solo fuera de la Iglesia, allá a fuera donde hay incluso personas que se hacen llamar Católicos, allá donde están debatiendo algo que no podrán impedir. Al menos para muchos Católicos con poca y mucha Fe, pecadores y santos, esa beatificación es un signo de que en este mundo, donde demasiados se preguntan ¿Dónde está Dios?, ese único Dios aun toca con su Gracia al ser humano y lo hace instrumento de su Poder. Estoy pues, contento y con la esperanza de que se pueda aprobar otro milagro, para que Juan Pablo II sea Santo, para que el poder de Dios se manifieste en un mundo alejado de Él.

Fuentes

http://www.vicariatusurbis.org/Beatificazione/spagnolo/homepage.htm

http://lasvocesdelinfierno.blogspot.com/2010/01/el-papa-juan-pablo-ii-se-flagelaba.html

http://www.corazones.org/jesus/divina_misericordia%20.htm

http://www.suite101.net/content/las-profecias-de-sor-faustina-a13068

4 Respuestas a “A Juan Pablo II Magno, no lo quiere todo el mundo

  1. Comparto este sensato artículo que nos ayuda a reflexionar frente a los detractores de la beatificación de un hombre santo que el cielo avala. Porque el milagro para su beatificación no se lo sacó de la manga la Iglesia. Es real, es una persona concreta la favorecida.

    • DaisyMirella gracias por comentar. Y efectivamente la Iglesia no se sacó de la manga su beatificación. Curioso el dato de la monja que fue sanada por intercesión de Juan Pablo II, sufría del mismo mal que el Santo Padre.

  2. La frase de Sócrates, que me encanta, me llevó a leer tu post sobre las injusticias, lo que más detesto en el mundo y lo que más abunda desgraciadamente. Por el contrario, éste, el anterior, parece haber sido escrito por otra persona, pues yo sinceramente pongo en duda la santidad del papa. No significa que no crea en Dios, ni en la misericordia, simplemente como profesionista de la educación, adoro a los niños y ese daño que les hacen no tiene madre. Espero no te ofendas, dicen que no se debe tocar el tema de la religión, porque no se sabe quién resultará afectado; más ¿quién puede contradecir los dogmas? por eso es que uno de los siete saberes necesarios para la educación del futuro es formar a niños que indaguen, busquen el conocimiento sin dejarse engañar por sentimientos, por su mente, entre otros, los cuales entorpecen la búsqueda de la verdad y crean ilusiones, en ese tenor: desconfía y acertarás.

    • Los gracias por leerme. El post esta hecho para compartir ideas, aunque estas no sean las de uno. Creo que el mal que les hacen a los infantes no lo hacen todos los sacerdotes, no hay que generalizar. Hay pederastas incluso en primarias y secundarias. Pero como no tienen Santidad no importa. Pues la Iglesia es Santa no por los pecadores, sino por Cristo, sus mártires y santos. Finalmente si los niños buscan la verdad se encontraran con Cristo y se toparan con un dogma. No hay salidas fáciles. Juan Pablo II será beato, solo falta un milagro y será Santo, y si no llega a los altares será cosa de Dios. de todos modos su ejemplo quedó. Y como quise ejemplificar en la Iglesia el arrepentido encuentra el perdón incluso el peor, por Cristo; cada quien en su corazón sabe como actúa. Pero nunca hay que decir “Dios gracias porque no soy como aquel” no hay que ser como fariseo. Gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s